Opciones
PrincipalIndexPrimer Simposio Nacional de la Danza FolklóricaSegundo Simposio Nacional de la Danza FolklóricaEnlacesQuienes somosMesa DirectivaAporte TeóricosArtículos PrestadosArmando PoesíasAves del PaísArtesaníaArtesanos de la VidaBreves HomenajesBoletín MensualCarnavalesCanal de You TubeCiclosColaboracionesComidasContando CancionesCONGRESOS NACIONALESCorreo de lectoresCumpleañosDanzas TradicionalesDebatesDevociones PopularesDiscosENCUENTROS NAC/ REGIONALESEscritoresEstudiosFestivalesFolklore de LatinoamericaFolklore LaboralFolklore LiterarioFolkloristasGastronomíaHomenajesHistoriaHistoria del CantoHumorInvestigaciónInstrumentos MusicalesJoyitas de RecuerdoLiteraturaLibrosLeyendasLiteratura FolklóricaMultimediaMedicina PopularMúsicaNovedadesNoticiasNuestros MaestrosObras IntegralesPartidasPelículasPinturaPonenciasPoetas de la TierraReflexionesRecuerdosPosicionamientosRegionalismosRegionalesReligiosidadTercer Certamen de CancionesDelegacionesVidas ParalelasContáctenos

Suscribase a nuestra gacetilla electrónica
Nombre:
e-Mail:

 

Arrope
Arrope
Si queso y dulce es plato de postre típico de la primera mitad de siglo XX en la Capital Federal (llamado “vigilante”)
 

Si queso y dulce es plato de postre típico de la primera mitad de siglo XX en la Capital Federal (llamado “vigilante”) , el quesillo de cabra con arrope, de tuna, de chañar, o de uva en sus respectivas zonas, es aun hoy uno de los más exquisitos manjares populares  argentinos.

 

La preparación del arrope de uva, por ejemplo,  tiene su época, por cerca de principios de abril, que es cuando por las vides se produce el máximo de su dulzor.

Hagalo grande. Así le dara ocasión de muchas combinaciones.Una cacerola de 10 litros de mosto de uva, lienzo con ceniza de jume, de chala de cepa o de los sarmientos, 1 hoja grande de penca machacada y 5 litros de leche.


Con todo ello,  mézcle bien, mucho,  y deje reposar, una noche entera.

La borra se habrá precipitado toda, el día después, y le quedará un líquido transparente, sobrenadando. Pase este liquido a una paila, con cuidado, y póngalo a cocinar hasta que tome punto (como una miel liviana y de color dorado). Eso sí, desde el primer hervor, fíjese de  espumarlo .

Una vez frío se guarda en frascos de vidrio o mas tradicionalmente, de barro.

Con él prepara muchos postres. Incluso hay quien le agrega pedazos de batata, zapallo, orejones, etc., pasados primero por agua con cal y luego hervidos en el arrope. Pruebe… y ¡dese gusto!


« Volver

 

CopyRight 2018 Academia de Folklore de la República Argentina | Todos los derechos reservados
Cap.Fed. Argentina 
Powered by Sistemas On Line