Opciones
PrincipalIndexPrimer Simposio Nacional de la Danza FolklóricaSegundo Simposio Nacional de la Danza FolklóricaEnlacesQuienes somosMesa DirectivaAporte TeóricosArtículos PrestadosArmando PoesíasAves del PaísArtesaníaArtesanos de la VidaBreves HomenajesBoletín MensualCarnavalesCanal de You TubeCiclosColaboracionesComidasContando CancionesCONGRESOS NACIONALESCorreo de lectoresCumpleañosDanzas TradicionalesDebatesDevociones PopularesDiscosENCUENTROS NAC/ REGIONALESEscritoresEstudiosFestivalesFolklore de LatinoamericaFolklore LaboralFolklore LiterarioFolkloristasGastronomíaHomenajesHistoriaHistoria del CantoHumorInvestigaciónInstrumentos MusicalesJoyitas de RecuerdoLiteraturaLibrosLeyendasLiteratura FolklóricaMultimediaMedicina PopularMúsicaNovedadesNoticiasNuestros MaestrosObras IntegralesPartidasPelículasPinturaPonenciasPoetas de la TierraReflexionesRecuerdosPosicionamientosRegionalismosRegionalesReligiosidadTercer Certamen de CancionesDelegacionesVidas ParalelasContáctenos

Suscribase a nuestra gacetilla electrónica
Nombre:
e-Mail:

 

 Tango y Milonga
Tango y Milonga
Grandes textos se nos aproximan desde el recuerdo. No siempre están al alcance de la mano y, la verdad sea dicha, deben y merecen estar vigentes. Son cierta y suficientemente valiosos como para que los re-leamos. O si es el caso que podamos leerlos por primera vez. Valen la pena, sin duda. El Pregón Criollo quiere por ello traerlos nuevamente a esta luz, aún pequeña, que difunde. Intentamos a la vez rescatarlos, y con respeto y moderación, llamar la atención sobre ellos. Es que desde este “otro tiempo” en que hoy los leemos, pueden apreciarse ciertos ejes que demuestran una concepción implícita en los autores de los mismos. Y esto sirve sin dudas para des-cubrir y reflexionar mas sobre ellos. Un juego intelectual que solo los grandes merecen, y permiten.
 
comentada al pasar…

(por Carlos Molinero)


Y en ese sentido comenzamos por uno de los más grandes.

MILONGA Y TANGO
Por Jorge Luis Borges*

Si se asombran nuestros amigos folkloristas (¿acérrimos?, que ya no los hay tanto…) tanto por incluir a Borges como literatura folklórica, como por este título, preguntándose si ello tiene relación con una Academia del Folklore, acudiremos en nuestro auxilio al “criterio de autoridad” (que en el Medioevo, y basado en Aristóteles, legitimaba cualquier discurso). Estas reproducciones del maestro, que deseamos compartir, también figuran en “Literatura y Folklore” vol II de Eudeba, (en la colección Capítulo) de Augusto Raul Cortazar, selección de “proyecciones en la Poesía”. Estas obras de Borges corresponden en realidad a su trabajo “Para las seis cuerdas” Bs As, Emece, 1965

Sugerimos, además de gozar de su lectura, observar en ambos textos, algunas referencias claves de lo que, creemos, es una visión nostálgica que Borges transmite en ambas creaciones,
Ella se aprecia en ciertos términos, que hemos creído conveniente aclarar como vocabulario detallado al fin de los textos, y que para su mejor ubicación hemos colocado enbastardilla negrita (que no se encuentra en el original). También extraerse de la visión de gran creador, y cuyos ejes serían:

El tiempo es tomado (que todas las cosas mancilla)como permanencia y a la vez desgranamiento

los idearios del centenario, basan una concepción del país (el liberar las nacionespor una parte y por la otra la lucha contra malones en el sur),

Ello juega dentro de una visión, reafirmante del valor de la tradición “popular” ( la chusma que doblar no pudieron perra vida y muerte perra) ,



Esto así configura una visión borgiana del pasado, idealizada. Aunque igualmente a “nosotros” (un colectivo a definir) el futuro también, nos dice…nos olvidará.


Milonga:
¿Dónde se habrán ido”

Según su costumbre, el sol
Brilla y muere, muere y brilla
Y en el patio, como ayer,
hay una luna amarilla,
pero el tiempo, que no ceja,
Todas las cosas mancilla-
Se acabaron los valientes
Y no han dejado semilla.

¿Dónde están los que salieron
A liberar las naciones
O afrontaron en el Sur,
Las lanzas de los malones?
¿Dónde están los que a la guerra
marchaban en batallones?
¿Dónde están los que morían
en otras revoluciones?

-No se aflija. En la memoria
de los tiempos venideros
también nosotros seremos
lostauras y los primeros.

El ruin será generoso
Y el flojo será valiente:
No hay cosa como la muerte
Para mejorar la gente.

¿Dónde está la valerosa
chusma que pisó esta tierra,
La que doblar no pudieron
Perra vida y muerte perra,
Los que en el duro arrabal
Vivieron como en la guerra,
Los Muraña por el Norte
Y por el Sur los Iberra?

¿Qué fue de tanto animoso?
¿Qué fue de tanto bizarro?
A todos los gastó el tiempo,
A todos los tapa el barro
Juan Muraña se olvidó
Del cadenero y del carro
Y ya no sé si Moreira
Murió en Lobos o en Navarro.

-No se aflija. En la memoria
de los tiempos venideros
también nosotros seremos
lostauras y los primeros.

El ruin será generoso
Y el flojo será valiente:
No hay cosa como la muerte
Para mejorar la gente.

Pero esto no es todo. En la siguiente letra, de un tango de interlocución ávida, Borges desliza que en él se encuentra latiendo la subalterna popularidad. Esta es definida. Tiene un perfil claro en la visión del ilustre ciego:es musicalmente tango (en su silbado “desde el pescante”), es masculina, (ser hombre y ser valiente), no necesariamente urbanamente pacata, para decirlo en suaves términos (despreocupado y zafado),estradicional (siempre fuiste, …cuenta el recuerdo) , localizada ( Buenos Aires no te olvida), y hasta anónima… todas características de un tango en definitiva, permanente (que fuiste y serás....)

Tango:
Alguien le dice al Tango

Tango que he visto bailar
Contra un ocaso amarillo
Por quienes eran capaces
De otro baile, el del cuchillo

Tango de aquel Maldonado
Con menos agua que barro;
Tango silbado al pasar
Desde el pescante del carro.

Despreocupado y zafado,
Siempre mirabas de frente,
tango que fuiste la dicha
De ser hombre y ser valiente

Tango que fuiste feliz
Como yo también lo he sido
Según me cuenta el recuerdo
Que está hecho un poco de olvido

Desde ese ayer, cuantas cosas
A los dos nos han pasado;
Las partidas y el pesar
De amar y no ser amado

Yo habré muerto y seguirás
Orillando nuestra vida:
Buenos aires no te olvida,
tango que fuiste y serás.



Jorge Luis Borges


*********** ************ ************


Vocabulario


Tauras: aunque el diccionario se centra en que deriva de tahúr, como fullero (y a veces osado en sentido de “liberal” en el juego) aquí y mas popularmente, se lo interpreta análogamente entonces como hombre valiente y osado. Como lunfardo se usó en un tango de A. Bardi, aunque ya Contreras Villamayor, incluyera en 1915 en su “Lenguaje del Bajo Fondo”: “Taura: La persona pródiga”. Y también la usó Villordo en 1908 en su poema “los Tauras”.Gobello lo registró en su “Diccionario Gauchesco” donde aparece. “Taura: hombre valiente, terne” (“Terne” es una voz castellana que significa: “hombre que se jacta de valiente o de guapo, perseverante, obstinado, fuerte, tieso, robusto de salud” y que deriva del Calé: terno. Joven”). Ver http://www.anacdeltango.org.ar/chamuyo_articulo.asp?id=179


Chusma: los diccionarios lo marcan como “persona que indaga los asuntos privados de los demás”, pero sobre todo “gente de procedencia vulgar considerada despreciable”, lo que a su vez, y no casualmente, deriva de “Conjunto de indios no guerreros que viven en el seno de una comunidad”. Borges la usa, entendemos, en el sentido menos innoble de aquella acepción indígena, como valerosos subalternos, que sufrieron perra vida….


Arrabal: subalternidad geográfica, que marca estilo y pertenencia.Es un barrio fuera del recinto de la población a que pertenece, así como también específicamente en lunfardo unbarrio de extramuros donde alguiencanta o baila un tango. Es interesante que ése es el sentido de “orilla”, popular, que luego también usara Borges.
Bizarro: si los diccionarios señalan como valiente (esforzado), o generoso, lucido, espléndido, más recientemente se lo usa solo como raro, extravagante, insólito, atípico. Borges en cambio, y no asombrosa y eruditamente, rescata aquel primer significado.
Cadenero: aunque hay significados “derivados” de sutil significación, como el de “concubino que vive del trabajo de la mujer” (en otras palabras explotador de mujeres, proxeneta, o rufián) y en ese sentido hasta auxiliar del delito, aquí Borges lo usa en su sentido primigenio. Este es, dentro del oficio de carrero (como licencia podríamos decir que era el “taxiflet” de entonces) el caballo enganchado a un carro con cadenas (y de allí su nombre), delante de los habituales del vehículo; es decir un caballo que ayuda al de las varas . Si Muraña se olvidó de su oficio, y él mismo ya no recuerda a Moreyra… cambia, todo cambia cantaría Mercedes Sosa, muchos años después….
Maldonado: aunque hoy sea subterráneo, es un arroyo que proviene del oeste de la provincia de Buenos Aires y entra a la Capital por lo que hoy es la av. Juan B: Justo, pasando por entre otros barrios Floresta y hasta Palermo. La descripción borgiana lo hace más barro que agua… es decir más mezcla que pureza, un clima semántico que reitera su visión de lo marginal.
Orillando: aunque el significado literal pareciera ser pasar por la orilla, en el sentido de sortear dificultades, (mas allá de hacer refuerzos en los bordes de una tela), Borges lo usa como vivir en las orillas, e decir en los arrabales. Esto nos marca además, cómo reflejaba semánticamente lo subalterno, cual un margen social.

(*)Jorge Francisco Isidoro Luis Borges, vino a conversar con nosotros el 24 de Agosto de 1899, en una Buenos Aires tan eterna como el aire y el agua, partiendo el 14 de Junio de 1986, desde Ginebra, en Suiza. Utilizó varios seudónimos, comoAlex Ander, Benjamín Beltran, Andrés Corthis, Pascual Güida, Bernardo Haedo, José Tuntar, Honorio Bustos Domecq o Benito Suárez Lynch. Quedo ciego a los 55 años, pero su luz abarcó su obra, tan vasta que solo podemos indicar aquí (en la red hay varias biografías, análisis y sistematizaciones de su producción) los poemarios Fervor de Buenos Aires, Luna de enfrente y Cuaderno San Martín, así como sus ensayos Inquisiciones, El tamaño de mi esperanza, El idioma de los argentinos y Evaristo Carriego. También sus obras ficcionales Discusión (1932), Historia de la eternidad (1936) y Otras Inquisiciones (1952); los relatos de Historia universal de la infamia (1935), de Ficciones (1944) y El Aleph (1949). Obras con Bioy Casares, Delia Ingenieros, BetinaEdelberg y Margarita Guerrero, completan este breve recuerdo. Si no los tiene todavía… consígalos…
Sus historias más recordadas nos hablan del tiempo, el infinito, la realidad y de temas fantásticos, en espejos y laberintos. Sobre la identidad Borges nos cuenta historias: de héroes populares, soldados, gauchos, detectives y figuras históricas, mezclando la realidad con la fantasía y los hechos con la ficción. Estas canciones para Guitarra (seis cuerdas) de donde extrajimos elas letras reiteradas, nos aproximan a ello.

« Volver

 

CopyRight 2018 Academia de Folklore de la República Argentina | Todos los derechos reservados
Cap.Fed. Argentina 
Powered by Sistemas On Line