Opciones
PrincipalIndexPrimer Simposio Nacional de la Danza FolklóricaSegundo Simposio Nacional de la Danza FolklóricaEnlacesQuienes somosMesa DirectivaAporte TeóricosArtículos PrestadosArmando PoesíasAves del PaísArtesaníaArtesanos de la VidaBreves HomenajesBoletín MensualCarnavalesCanal de You TubeCiclosColaboracionesComidasContando CancionesCONGRESOS NACIONALESCorreo de lectoresCumpleañosDanzas TradicionalesDebatesDevociones PopularesDiscosENCUENTROS NAC/ REGIONALESEscritoresEstudiosFestivalesFolklore de LatinoamericaFolklore LaboralFolklore LiterarioFolkloristasGastronomíaHomenajesHistoriaHistoria del CantoHumorInvestigaciónInstrumentos MusicalesJoyitas de RecuerdoLiteraturaLibrosLeyendasLiteratura FolklóricaMultimediaMedicina PopularMúsicaNovedadesNoticiasNuestros MaestrosObras IntegralesPartidasPelículasPinturaPonenciasPoetas de la TierraReflexionesRecuerdosPosicionamientosRegionalismosRegionalesReligiosidadTercer Certamen de CancionesDelegacionesVidas ParalelasContáctenos

Suscribase a nuestra gacetilla electrónica
Nombre:
e-Mail:

 

 La Algarroba
La Algarroba
Nos cuenta la tan linda salteña… nuestra académica Adelina Villanueva que para Samuel Lafone Quevedo el algarrobo es el árbol por excelencia en todos los lugares; y que el poeta Juan Oscar Ponferrada, catamarqueño de ley, nos dice:
 
La algarroba
Por Adelina Villanueva

De su libro Canto con sabor
A la comida criolla




Algarrobo algarrobal
Eu gusto me dan tus ramas
Cuando empiezan a brotar,
Señal que viene llegando
El tiempo del carnaval

Con lo que Adelina nos introduce en su libro (imperdible) al fruto del algarrobo –las vainas- y sus utilización en la alimentación de los pueblos del Norte y nordeste de nuestro pais. (sigue)

En una época del año, generalmente durante el verano, suele realizarse la algarrobiada,. Es una costumbre que aún persiste en algunos lugares de las provincias y consiste en cosechar colectivamente la algarroba, formándose para ello una caravana de niños, jóvenes, mujeres y hoimbr45s,. Se trata de una especie de minga, colaboración espontánea y desinteresada de gente que se reúne para ayudar a levantar una cosecha, o cualquier otro acontecimiento que requiera de todos los vecinos para un trabajo determinado.
Se organizan mingas para cosechar productos como el mistol, chañar, tunas, quiscaloro, piquillín, etc. Con los que se preparan bolanchao, patay, bebidas y arropes.

Dulces de la Alagarroba
El Bolanchao, resulta del proceso de machacado en mortero de la pulpa de algarroba y mistol- se muelen por separado- de donde surge una harina rica en azúcares. Se une todo con un poco de agua, dándole forma redonda como una pelotita, que luego se cubre con harina de algarrobo.
El bolanchao es un postre que no lleva azúcar, porque la pulpa del mistol del quechua mistull o miskitullu- que significa “cosa dulce”, es naturalmente así. Con el fruto de este árbol, que abunda en la Mesopotamia y el Norte argentino, también se prepara arrope, aguardiente, aloja y otros potajes. El mistol es semejante a una cereza amarronada.

El Patay, también llamado Shuningo, Upulungo y MNashaco, es evocado en tierra salteña por una copla que dice
Cafayate buena tierra
Como ese pago no hay
De las vainas de algarroba
Sacan un lindo patay

El patay se prepara con vainas de algarroba negra molidas en morteros, hasta convertirlas en una harinilla pegajosa que al compactarla, puede adquirir difrenetes formas; de pan, figuras humanas, ladrillos, etc. Y que generalmente se cocina al rescoldo (cenizas de una fogata, aún calientes) o se los deja al sereno atados con un lienzo a la rama de un árbol. En este caso la harina se consolida por la acción de la humedad de la noche, recibiendo el nombre de serenados

La harina de algarroba con el agregado de un poco de agua y harina de maíz, se convierte en Añapa.
Los deliciosos y nutritivos arropes se pueden preparar con el fruto del chañár, que es muy similar al fruto del olivo, como así también del piquillín, tuna, mistol y quiscaloro. Son muy dulces y agradables al paladar.
El arrope de tuna es típico en el norte argentino, donde crecen los tunales, cactus silvestres cuyo fruto es la tuna. De ésta se extrae con mucho cuidado el fruto, ya que las plantas están recubiertas por grandes espinas y janas o espinillas pequeñas.

En muchos pueblos y ciudades del interior del país hay vendedores ambulantes que ofrecen sus mercaderías en las veredas, o bien se trasladan por alas calles a pie o en pintorescos carros tirados por caballos

Entre los vendedores ambulantes está la algarrobera, mujer que transporta una gran canasta con productos comestibles como bolanchaos, arropes, miel de caña, patay, quesitos de cabra, entre otras delicias. Transita las calles cubriendo largos recorridos, con el canasto en la cabeza y los brazos a los costados del cuerpo, equilibrando el peso de la mercadería.

« Volver

 

CopyRight 2018 Academia de Folklore de la República Argentina | Todos los derechos reservados
Cap.Fed. Argentina 
Powered by Sistemas On Line