Opciones
PrincipalIndexPrimer Simposio Nacional de la Danza FolklóricaSegundo Simposio Nacional de la Danza FolklóricaEnlacesQuienes somosMesa DirectivaAporte TeóricosArtículos PrestadosArmando PoesíasAves del PaísArtesaníaArtesanos de la VidaBreves HomenajesBoletín MensualCarnavalesCanal de You TubeCiclosColaboracionesComidasContando CancionesCONGRESOS NACIONALESCorreo de lectoresCumpleañosDanzas TradicionalesDebatesDevociones PopularesDiscosENCUENTROS NAC/ REGIONALESEscritoresEstudiosFestivalesFolklore de LatinoamericaFolklore LaboralFolklore LiterarioFolkloristasGastronomíaHomenajesHistoriaHistoria del CantoHumorInvestigaciónInstrumentos MusicalesJoyitas de RecuerdoLiteraturaLibrosLeyendasLiteratura FolklóricaMultimediaMedicina PopularMúsicaNovedadesNoticiasNuestros MaestrosObras IntegralesPartidasPelículasPinturaPonenciasPoetas de la TierraReflexionesRecuerdosPosicionamientosRegionalismosRegionalesReligiosidadTercer Certamen de CancionesDelegacionesVidas ParalelasContáctenos

Suscribase a nuestra gacetilla electrónica
Nombre:
e-Mail:

 

Lázaro Flury
Lázaro Flury
Tradiciones, leyendas y vida de los indios del norte; Danzas folclóricas argentinas fueron las obras del escritor Argentino. como dice su biografía, al quien hoy recordarmos mostrando un texto ,con las palabras expresadas en algún momento por otro grande “Alfredo Abalos”, Al conmemorase hoy un nuevo año de la desaparición física de nuestro maestro Don LazaroFlury. .
 

A Don LazaroFlury
http://www.youtube.com/watch?v=wXXeWS-HnLc


Lázaro Flury constituye en la actualidad una de las figuras más prominentes en el campo de la folclorogía, cuyo prestigio ha trascendido las fronteras del país.
Las cátedras de Folklore, Investigación Folklórica e Historia de la Música Argentina, que dictó en los institutos superiores de música de la Universidad Nacional del Litoral ( Santa Fe y Rosario ), fueron obtenidas en concurso de oposición con las máximas calificaciones, declinando el plazo reglamentario de 24 horas para rendir las pruebas de oposición ante el jurado, hecho sin precedentes en esta clase de competencias.
Las universidades de Córdoba y del Nordeste como el Consejo general de Educación de
Entre Ríos han reclamado en más de una oportunidad su colaboración en cursos especiales de folclore. El Instituto libre de Humanidades de Rosario lo cuenta también entre su personal docente, en forma permanente .
El Fondo Nacional de la Artes le otorgó una beca para el estudio del folklore artístico, cuyo trabajo, también será publicado en breve. Esta noticia no tiene otro fin que servir de portada a este importante trabajo como una pálida semblanza del autor a quien tanto le debemos los que anhelamos estudiar el folklore con seriedad y contracción


La Palabra
El invitado

LAZARO FLURY: enero 1909 - enero 2009

El centenario del nacimiento de un pequeño gran hombre


por Marta Bruno - escritora y periodista (Córdoba)

El 27 de enero de 1909 nacía en San Martín de las Escobas, provincia de Santa Fe, este inefable investigador, que tanto contribuyó al estudio del hombre americano y a la defensa de los pueblos aborígenes, además de su labor concreta en el vasto campo de la cultura. "En resumen, no he sido más que un iluso que transitó la vida alucinado por sueños imposibles. Un lírico que amó este mundo, su gente y su paisaje". Son las propias palabras de don Lázaro, escritas para sus "Memorias", las que convocan ahora para este recuerdo de su centenario. Y sí, aunque vivió siempre en San Jorge, había nacido en San Martín de las Escobas, sólo que después se instaló en nuestra ciudad, y desde aquí desplegó su actividad hacia los cuatro puntos cardinales. Y, ¿por qué iluso, don Lázaro? ¿Por qué alucinado por sueños imposibles? Creo ver por dónde va la respuesta. Entre sus muchas actividades, en el campo de la cultura, Flury fue un activo defensor de los pueblos originarios de nuestro país. Convivió con indios de la Patagonia y del Chaco; concretó entrevistas entre delegaciones de aborígenes con los gobernadores de sus respectivas provincias, escribió -entre tantos otros- el libro "Tradiciones y leyendas de los indios del Chaco", presidió la Comisión Indigenista Argentina . Y, según expresa en su escrito "Apuntes sobre historia anónima", "la tarea fue difícil porque nuestro grupo se entendía directamente con las tribus de los alejados lugares del país. Durante treinta años oficiamos de mandaderos, portavoces, abogados y auxiliadores de las tribus más castigadas del país". Habla de 30 años "de andanzas, dificultades y peripecias sin ayuda y sin dinero". Habla de agotamiento. Y no entiende la falta de sensibilidad para con los legítimos dueños del suelo. Y dice: "Para qué seguir?" La respuesta de las autoridades era siempre la misma: "Los indios no tienen derechos...". ¿Eran esos los sueños imposibles, don Lázaro? Sin embargo, su tarea se vivifica en la actual organización de poblaciones aborígenes, de toda América. Todo lo que Usted hizo, va marcando un sendero en donde empiezan a florecer nuevas plantas. Porque don Lázaro Flury, bueno es recordarlo, no fue sólo un investigador y estudioso del folklore, de la tierra, su gente y su paisaje. Esta constituye, sí, una faceta señera, que lo ubica, por ejemplo, como uno de los impulsores del Festival Nacional de Folklore de Cosquín, en 1959. Pero además fue maestro, escritor, periodista, profesor por concurso de las cátedras de Folklore, Historia de la Música Argentina y Danzas Folklóricas en las Universidades Nacionales del Litoral y de Rosario. Tanta fue su actividad, que es imposible resumirla en este breve espacio. De hecho, en San Jorge fue socio fundador y primer presidente de la Comisión Directiva de la Biblioteca Popular Rivadavia. Si usted entra a la sala de lectura de esta biblioteca, verá su retrato -hermosa ampliación fotográfica-, porque esa sala lleva su nombre. Publicó el periódico "Reivindicación" (San Jorge, 1954), co-dirigido junto a Cerdá Castillo (editor de "El Vidente" en el Chaco). Si bien viajó por todas las provincias argentinas, su corazón sentía predilección por Córdoba, sus sierras y sus ríos. A este dato lo traemos como excusa para volver a "escuchar" sus palabras: "Creo que Córdoba tiene embrujo, imán o cosa parecida. Por esa razón, quizás, añoro su presencia y la evoco en el recuerdo" (Lázaro Flury, "Aquellos días", en "Hombres, hechos y cosas" - Tomo III - 1986). Mitos y símbolos Un aspecto en el que se destacó don Lázaro, fue el del estudio de la simbología de nuestra arqueología. El tema bien vale una nota aparte, hoy sólo debemos mencionarlo por su extraordinaria importancia en el conocimiento de la historia de las civilizaciones. Asimismo, estudió sobre los mitos americanos (tobas, mayas, araucanos, guaraníes), y los relacionó con los mitos griegos, africanos, escandinavos y otros famosos pueblos de la antigüedad. Muchos de estos estudios están en su libro Mitos y sagas (Santa Fe, 1973). Además, las piezas de artesanía mocoví del Museo del Instituto de Arqueología de la ciudad de Córdoba fueron recopiladas por Flury, fruto de un trabajo paciente y largo entre las comunidades, encargado por Antonio Serrano. Por otro lado, en sus escritos rescata del olvido a personajes y hechos que hacen a la argentinidad, así como la contribución del indio argentino en las luchas por la Independencia.
La evolución del hombre Pero este don Lázaro sorprendente estudió también los orígenes del hombre, su condición de ser que evoluciona. Explica desde el paso que significó la rueda "que comenzó con el movimiento de un tronco en forma casual" hasta conceptos sobre la relatividad, la energía nuclear, la cibernética o "las lejanas galaxias de los mundos interestelares". Quiere decir, que se interesaba por el destino del hombre. Como verdadero visionario, hablaba ya a comienzos de los 80 del posible surgimiento de una nueva ética. En su libro "La aventura biológica del hombre", Flury recuerda que desde el comienzo cada ser viviente osciló movido por el péndulo dualista, y se explaya sobre el rostro de Ormuz (el dios del Bien) y del rostro de Arriman (el dios del Mal). Impactan sus reflexiones sobre la contaminación del agua, del aire y de los alimentos; de los envases chatarra y de la máquina que podría sustituir al cerebro. Sorprendente don Lázaro, repetimos. 25 o 30 o más años atrás. Por eso decíamos "pequeño gran hombre" más arriba: cualquiera que lo conoció sabe que era menudito de cuerpo, una figurita inquieta y movediza. Y tan "grande" por dentro. Ahora, desde enero del 2002, en que dejó de habitar esta Tierra, nos sigue señalando caminos, a través de su obra literaria. Llama al encuentro con una espiritualidad profunda, alerta sobre los peligros de la tecnocracia y la automatización total. Y lo hace al reflexionar sobre la salvación o la extinción del hombre en "el futuro". No es ocioso observar que ese futuro del que hablaba Flury es este presente histórico. Más de 12 libros, sus cátedras universitarias, el dictado de cursos y conferencias, su actuación como jurado en festivales de todo el país, especialmente en el de Folklore de Cosquín -que se llevó a cabo en estos días-, su vinculación con organismos internacionales, como el Instituto de Etnología de París (del que fue miembro de número) y distinciones recibidas también son parte de su legado. Como santafesinos, podemos comprender muchas cosas leyéndolo a don Lázaro. La sensación de tristeza inexplicable que transmite el horizonte en la llanura, por ejemplo. "El hombre de la pampa siempre vio más allá del horizonte un mundo extraño, perdido en la bruma del desierto", dice en un artículo publicado en 1964. Cuántas cosas más dice, cuántas más se aprenden. Este es apenas un testimonio mínimo. Pero válido para afirmar que, más allá del conocimiento y la erudición de este ser fuera de serie de San Jorge, lo que todavía nos nutre es su vida llena de honestidad y valentía, de humildad y generosidad. ¿Habrá que correr al diccionario urgentemente? ¿Son estas palabras que ya no se usan? Como usted quiera. Son 100 años, después de todo. Arcaicos o no, los cuatro vocablos fueron bien pensados. No están puestos al azar. Y para algunos -ojalá que para muchos- todavía pueden significar un tesoro para el alma.
 

« Volver

 

CopyRight 2018 Academia de Folklore de la República Argentina | Todos los derechos reservados
Cap.Fed. Argentina 
Powered by Sistemas On Line