Opciones
PrincipalIndexPrimer Simposio Nacional de la Danza FolklóricaSegundo Simposio Nacional de la Danza FolklóricaEnlacesQuienes somosMesa DirectivaAporte TeóricosArtículos PrestadosArmando PoesíasAves del PaísArtesaníaArtesanos de la VidaBreves HomenajesBoletín MensualCarnavalesCanal de You TubeCiclosColaboracionesComidasContando CancionesCONGRESOS NACIONALESCorreo de lectoresCumpleañosDanzas TradicionalesDebatesDevociones PopularesDiscosENCUENTROS NAC/ REGIONALESEscritoresEstudiosFestivalesFolklore de LatinoamericaFolklore LaboralFolklore LiterarioFolkloristasGastronomíaHomenajesHistoriaHistoria del CantoHumorInvestigaciónInstrumentos MusicalesJoyitas de RecuerdoLiteraturaLibrosLeyendasLiteratura FolklóricaMultimediaMedicina PopularMúsicaNovedadesNoticiasNuestros MaestrosObras IntegralesPartidasPelículasPinturaPonenciasPoetas de la TierraReflexionesRecuerdosPosicionamientosRegionalismosRegionalesReligiosidadTercer Certamen de CancionesDelegacionesVidas ParalelasContáctenos

Suscribase a nuestra gacetilla electrónica
Nombre:
e-Mail:

 

2013 Abril
2013 Abril
Es este espacio el refugio natural de esas tradiciones que algunos denominan “supersticiones”, y otros creencias populares. En el primer número nos referimos en forma triple a ellas, ya que citamos en forma cruzada a la edición de Leyendas Vivas de autoría de nuestro editor con Gerardo Macchi Falu, ( en la sección Discos), y a la descripción de la Telesita realizada por Felix Coluccio, en Devociones populares… y específicamente a la creación de una especial “juntada” por los duendes, en el norte de nuestro país, con objeto de estudio y práctica, que aquí presentamos :
 
Leyendas


Es este espacio el refugio natural de esas tradiciones  que algunos denominan “supersticiones”, y otros creencias populares.  En el primer número  nos referimos en forma triple a ellas, ya que citamos en  forma cruzada a la edición de Leyendas Vivas de autoría de nuestro editor con Gerardo Macchi Falu, ( en la sección Discos),  y  a la descripción de la Telesita realizada por Felix Coluccio, en Devociones populares… y específicamente a la creación de una especial “juntada” por los duendes, en el norte de nuestro país, con objeto  de estudio y práctica, que aquí presentamos :


En Formosa nació LA COFRADIA DEL DUENDE

El folklore tiene magia. Dentro de su historia, en sus venas artísticas, y en sus ríos de investigación. Formosa, inicio de la Patria, fuente de milagros y de antiguas tradiciones, nos alumbra con una nueva creación. Una cofradía con sus fundamentos, estatutos y fundación, que es un lujo presentar. Porque fue inaugurada el 21 de Marzo, con el equinoccio de otoño, por su duende mayor, Rafael Rumich, y con su declaración de fundamentos que damos a conocer (sigue…)



FUNDAMENTOS

    La Cofradía del Duende es una organización cultural dedicada al estudio y difusión de los mitos y leyendas de Formosa.De acuerdo a lo expresado en el Reglamento Interno, ésta es una Organización Libre del Pueblo que está conformada por dos tipos de miembros: fundadores y activos. Esta separación jerárquica no significa que los primeros no desempeñen actividades correspondientes a la Cofradía, sino que, por razones de organización y al sólo efecto de establecer una ordenación interna, se especifican las atribuciones  que se le asignan a los miembros, tanto de la primera categoría como de la segunda. Esta y no otra es la razón por lo que se ha recurrido al establecimiento de dicho orden organizacional.
    El propósito es concentrar investigadores y estudiosos de la cultura popular y tradicional formoseña, gestores y promotores culturales, como así también a profesionales que ejercen sus actividades en distintos campos del quehacer local, docentes, artistas y comunicadores sociales que despliegan e impulsan actividades destinadas a lograr mayor conocimiento de las particularidades de nuestros modos de ser, como así también, que demuestran interés por incentivar a través del fomento y el estimulo una mejor comprensión de nuestras identidades culturales.
    De esta manera, dicha congregación inicia sus actividades con el propósito de disponer de un sitio habilitado al cultivo, análisis, profundización y difusión del riquísimo patrimonio narrativo que poseemos los formoseños, especialmente en la amplia franja literaria concerniente al relato popular y tradicional. En ese sentido, los miembros de la nueva institución,  en consonancia con la expresión “Formosa, tierra de mitos y leyendas”, con la cual el gobierno provincial recrea simbólicamente las características más destacadas de nuestra conformación sociocultural, hemos decido llevar a la práctica una tarea que colabore en el esclarecimiento del significado y alcance del citado enunciado.
    A nadie escapa que Formosa goza de un olimpo mítico y de un repertorio profuso de leyendas que no tienen parangón en el resto del país. Es que aquí convergen creencias de diversas procedencias. Desde las de carácter etnográficas o sea las pertenecientes a las culturas indígenas locales como, así también, las que provinieron de regiones aledañas y mantienen sus estructuras narrativas y finalidades específicas, se  constata en nuestra provincia un caudal inagotable de textos narrativos de condición oral. También mantienen su vigencia los fenómenos literarios traídos por las distintas corrientes de inmigrantes europeos y afros, como aquellas nuevas producciones que resultaron del mestizaje entre los de origen precolombino con los venidos de provincias hermanas, países de la región y otras latitudes del mundo, dando como resultado mitos y leyendas de índole criolla; por último, no podemos dejar de nombrar aquellos expresiones recreadas por las influencias que los ámbitos ciudadanos ejercieron sobre las matrices primarias, dando, de esta manera, lugar a especies de una literatura popular, oral y urbana.
    La comprensión y la categorización de todo este bagaje literario, en busca de su futura sistematización, nos  ha impulsado a los gestores de La Cofradía del Duende a agruparnos en torno a esta congregación y propiciar un trabajo que tendrá como finalidad aportar a la identidad cultural formoseña.
    Se ha elegido como fecha de inicio de las reuniones, hoy 21 de marzo, día del Equinoccio Otoñal, por cuanto las sesiones mensuales de la novel institución tendrán lugar este centro cultural “La cueva del Curupí”, ubicado en el barrio Virgen del Rosario y, como se recordará, este espacio cultural comenzó a desplegar sus actividades la noche que comenzó el Otoño del año del Bicentenario de la Patria. En aquella oportunidad, hace tres años, se había mencionado que entre las tareas que se tenían programadas figuraba la implementación y funcionamiento de una organización que actúe en el campo de la narrativa popular y tradicional formoseña. Por lo tanto, en esa noche de luna llena, una de las simbologías más importantes de la cosmogonía formoseña, presente en todas las culturas que componen el contexto polifónico de este extenso territorio por el que se desplaza nuestra provincia, los integrantes de La Cofradía del Duende tendremos el escenario necesario para iniciar nuestras sesiones, las que servirán de marco para intercambiar experiencias, debatir y obtener nuevos conocimientos sobre uno de los segmentos más destacados y atractivos de nuestro incalculable reservorio cultural.
    Demás está expresar que este contexto lleno de magia y sortilegio  hemos de aprovechar para profundizar el sentido de la amistad y el compañerismo, a la vez que disfrutaremos entre todos la alegría de compartir una actividad que nos permitirá comprendernos y conocer mejor los alcances de nuestros particulares modos de ser.

Su velada inaugural en La Cueva del Curupí, de la ciudad de Formosa, fue alumbrada con la magia del dueño de casa, quien recibió a los miembros e invitados y precedida por los izamientos de banderas, argentina y formoseña,y la presentación de los estandartes de la Unión Suramericana por la Cultura y de la Cofradía del Duende.(Sigue...)



El programa incluyó :

•    Celebración de la amistad.
•    Designación y puesta en funciones del Arandú Cuatiá, del Arandú Ñe-é, del Kachaq, del Ipohé Tembi’u Apópe, del Allichay y del Pujllay.
•    Ceremonia dedicada a la llegada  del Equinoccio Otoñal y al resguardo del medio ambiente.
•    Entrega de Diplomas y credenciales a los miembros fundadores de la Cofradía.
•    Lectura y consideración del Reglamento Interno de Constitución y Funcionamiento de la Cofradía del Duende.
•    Convite y agasajo de las Diez Lunas Formoseñas a los miembros e invitados.
•    Presentación de los discos “Leyendas Vivas” de Carlos Molinero y Gerardo Macchi Falú y “Fábulas del Monte” editado por el Movimiento Musical para Niños (Momusi).
•    Proyección del documental “La Cofradía del Duende”.
•    Cacharpaya salamanquera.




Fue una noche de plenilunio en que “la luna estaba embarazada y brillaba como nunca en el jardín de la Cueva del Curupí y se daba nacimiento, hermanados por la emoción y la amistad, a la Cofradía del Duende”. Distintas religiones bendijeron ese nacimiento: un rabí, un musulmán, y un integrante de la iglesia cristiana. Pero no fue todo, los rastros mágicos de los duendes aborígenes también anduvieron por allí: (sigue) 


Nos cuenta Rafael Rumich, dueño de casa: El rabí es un argentino que pisó la huella del indio y se quedó para siempre en Formosa, peronista, periodista, un personaje singular, porque en Tel aviv, realizando sus estudios religiosos, bajó del colectivo y en la esquina explotó; el quedó por efecto de  la explosión atontado y sordo, lo socorrió un hombre que resultó ser un destacado sacerdote jesuita -allí hacen los jesuitas sus doctorados teologales-. La cosa es que lo inició en los estudios de nuestro dogma y se volvió ecuménico. (Ahora se incorpora a la cofradía como duende, dice que es la parte de la religión que le falta conocer, le dije que le falta conocer a Carlos Molinero.) El otro es musulmán, entre ambos bendijeron el vino en la ceremonia de la amistad. El rabí trajo su vasija con la inscripción en arameo, que fue el idioma que utilizó, el otro oró en su lengua ) y Fredy Jara que es un hombre de la iglesia cristiana (tipo diácono) los acompaño durante la ceremonia. La vasija, una vez que es bendecido el vino, pasa de mano en mano y todos toman un sorbo (según el rabí el vino no es para macharse sino para iluminar el espíritu). El tema es que se creó una atmósfera tan conmovedora, la gente estaba totalmente emocionada, había lágrimas en los ojos y sonrisas en los labios, habíamos hecho lo que Francisco I había pedido una noche antes: que nadie se sienta dueño absoluto de Dios, que todas las religiones están en un mismo nivel y que debíamos vernos todos como hermanos y amarnos. En medio de la reunión, porque después de la ceremonia del vino brindamos entre todos (occidentalmente, con champan) nunca vi a los presentes abrazarse con tanta sinceridad y decirse sin ningún tapujo cuanto se querían. Creo que fue una de las experiencias más hermosas que tuve en mi loca vida. La Luna, abriendo las puertas del equinoccio otoñal -su estación- brillaba en un cielo azul y, cuando mi primo, el médico, habló, explicó que él estaba ahí por la amistad pero que, lamentablemente, a pesar de venir de una familia de padres y abuelos creyentes de los seres míticos de la región (paraguayos) y  que le transmitieron desde niño esa cultura,  él nunca tuvo la oportunidad de tener una experiencia de "tercer tipo", nunca vio ni vivenció la presencia de un duende. En  ese momento hermano, en medio del silencio de la noche (porque todos estábamos prestando atención a sus palabras), de allí, de atrás de la fuente y el cartel del Curupí, entre el follaje del jardín, se escuchó estridente un silbido y todos le gritaron: -Dr., ahí tiene lo que siempre buscó, el Pombero lo está acompañando.

Cuenta además Rafael sobre esa noche: “Fue una noche evidentemente mágica, de afecto, alegría y reencuentros. Tenemos más de cuarenta duendes inscriptos como miembros activos. A todos les entregamos su diploma y la credencial, además de una carpeta con todos los fundamentos y el reglamento interno. En pocas palabras, esta confraternidad llamada Cofradía del Duende nos estaba haciendo falta. (sigue)El documental que les armé les encantó. Arrancamos desde Gondwuana, pasando por el mar que era el Chaco, luego, cómo se fue secando y aparecieron los vegetales, animales y la entrada del ser humano al continente hasta llegar al Chaco hace 12.000 años. La razón del por qué de la creación de sus dioses, divinidades, deidades y héroes (mantener el equilibrio y la armonía entre el hombre y la naturaleza) Después como llegan las corrientes criollas, los europeos, afros y asiáticos y entre todas esas culturas como generaron el sincretismo mítico y religioso que hoy tenemos; así también, por qué todo eso se mantiene con tanta vigencia en los diversos sectores socioculturales de la provincia. En fin, una noche inolvidable, mágica, emotiva, generadora de amistad y alegría.
La próxima reunión será el sábado 20 de abril (desde la mañana y hasta la tarde) Comenzará con un certamen de truco (varones) y escoba del 15 (mujeres), luego el almuerzo será con guiso carrero (guiso po pó, para nosotros) con sopa paraguaya, chipa guazú, batata y mandioca). Estamos armando un documental para explicar la historia, la preparación de estos tipos de guiso y su incidencia en la cultura culinaria de la zona) Luego, en lo que llamamos la cacharpaya salamanquera, una buena chamameceada con un conjunto maceta.

Sin duda los duendes de todo el país se conectarán con uds. para agrandar esta cofradía…y multiplicar su magia. No nos extrañará armar otras  juntadas iguales en Buenos Aires,  Tucumán, o Neuquén…
¡Felicitaciones, entonces,  curupí!

« Volver

 

CopyRight 2018 Academia de Folklore de la República Argentina | Todos los derechos reservados
Cap.Fed. Argentina 
Powered by Sistemas On Line