Opciones
PrincipalIndexPrimer Simposio Nacional de la Danza FolklóricaSegundo Simposio Nacional de la Danza FolklóricaEnlacesQuienes somosMesa DirectivaAporte TeóricosArtículos PrestadosArmando PoesíasAves del PaísArtesaníaArtesanos de la VidaBreves HomenajesBoletín MensualCarnavalesCanal de You TubeCiclosColaboracionesComidasContando CancionesCONGRESOS NACIONALESCorreo de lectoresCumpleañosDanzas TradicionalesDebatesDevociones PopularesDiscosENCUENTROS NAC/ REGIONALESEscritoresEstudiosFestivalesFolklore de LatinoamericaFolklore LaboralFolklore LiterarioFolkloristasGastronomíaHomenajesHistoriaHistoria del CantoHumorInvestigaciónInstrumentos MusicalesJoyitas de RecuerdoLiteraturaLibrosLeyendasLiteratura FolklóricaMultimediaMedicina PopularMúsicaNovedadesNoticiasNuestros MaestrosObras IntegralesPartidasPelículasPinturaPonenciasPoetas de la TierraReflexionesRecuerdosPosicionamientosRegionalismosRegionalesReligiosidadTercer Certamen de CancionesDelegacionesVidas ParalelasContáctenos

Suscribase a nuestra gacetilla electrónica
Nombre:
e-Mail:

 

2013 Abril
Etnográficos y folklóricos de la Argentina Irma Ruiz, Rubén Perez Bugallo, y Hector Luis Goyena relaizaron para el Instituto Nacional de Musicología “Carlos Vega” una síntetsis de las investigaciónes de campo de esa institucion entre 1931 y 1992, publicado en 1993, cuando el instituto lo dirigía Eduardo Emanuel García Caffi, ( hoy designado Eduardo Emanuel García Caffi como Presidente del Instituto Nacional Sanmartiniano, por Decreto 1918/2012), y Subsecretario de Arte y Acción Cultural era el maestro José Luis Castiñeira de Dios.
 

 

                                               Etnográficos y folklóricos de la Argentina

 

Irma Ruiz, Rubén Perez Bugallo, y Hector Luis Goyena relaizaron para el Instituto Nacional de Musicología “Carlos Vega” una síntetsis de las investigaciónes de campo de esa institucion  entre 1931 y 1992, publicado en 1993, cuando el instituto lo dirigía Eduardo Emanuel García Caffi, ( hoy designado Eduardo Emanuel García Caffi  como Presidente del Instituto Nacional Sanmartiniano, por Decreto 1918/2012), y Subsecretario de Arte y Acción Cultural era el maestro José Luis Castiñeira de Dios. Presentamos un resumen de este muy valioso trabajo:

 

Clasificación sumaria de los instrumentos musicales:

 

1.- Idiófonos      

 

                   Que producen sonido por la vibración causado en su material mediante percusión, punteo o frotación)

                  


De Punteo      En forma de marco         Guimbarda

 

2. Membráfonos

        Que producen sonido por la vibración provocada en una membrana tensa, sujeta a un resonador o a un marco, mediante golpe, punteado o vibración ( membráfonos con uno o dos parches, y diversas formas de resonador)



 

3.- Cordófonos

        Producen sonido por la vibración causada en cuerdas tensas mediante percusión, frotación o punteo. El portacuerdas puede estar o no adosado a un resonador (si carecen de mango yugo o consola, se denominan cordófonos compuestos). Estos se dividen en laúdes (plano de las cuerdas paralelo a la tapa) y arpas (plano normal a la tapa)

 


4. Aerófonos

        Producen sonido por la agitación del aire circundante debido a un cuerpo en rápido movimiento (aerófonos libres) o por la vibración que comunica al aire, libre o contenido en un cuerpo tubular o de otra forma, un soplo expuesto a una interrupción periódica en virtud de un filo, una lengüeta o de los labios humanos tensos (aerófonos de soplo)

 

 

 

Ejemplos de cada tipo de instrumento: (sigue…)

Sobre esta clasificación iremos incorporando descripcion e imagen de algunos de estos instrumentos, para (porque nó?) inspirar a nuestros artistas a que, conciendolos, los incorporen, con su simbolismos esencial. En este número colocamos tres.


Idiófonos – el tubo de ritmo mbyá ( takuapú), cuya foto es la E.
Los tubos de ritmo, nos informa el libro del Carlos Vega, se lo) ubica en Argentina en la zona de Misiones (en los mbyá, de la familia tupi guaraní), llamados takuapú.   Son piezas simples de bambú de unos 10 cm de diámetro y unos dos o tres entrenudos de longitud, que las mujeres golpean contra el suelo, emitiendo un sonido grave. Para que suene mejor se eliminan los tabiques constituidos por los nudos, con excepción del basal. Los bambúes más usados para este fin son Guadua chacoensis (Rojas Acosta) Londoño& P.M. Peterson y G. trinii (Nees) Ness ex Rupr.. En ocasiones se emplean bambúes exóticos que obtienen de agricultores vecinos. No

Ver mas detalles en

http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0011-67932010000100001

 


Idiófonos- Sonajero de uñas:

Se construye uniendo entre sí uñas de animales ( corzuela, chancho del monte , anta o avestruz) huesecillos, etc. que producen al agitarlos sonidos característicos. Cada uña se sujeta por un cordón de fibras que se anuda sobre sí mismo después de atravesarlas uñas por un orificio practicado en su vértice. Los cordeles se unen después en un racimo que se sacude con la mano (“de racimo”. También pueden atarse a otro cordón que se anude a la cintura o a las piernas (“de hilera”). Es usado exclusivamente por los indígenas, con frecuencia en las danzas comunes y, en ciertas tribus, lo ejecutan las mujeres en la fiesta de iniciación de las muchachas. El libro del Carlos vegas, determina que el shamán mataco o wichí agitaba el sonajero en sesiones de treapia.Y asociado a otras ceremonias “hoy extinguidas” como la fermentación de la aloja. Las mujeres, nos informa, no lo usaban sino atado a un palo. Conocido como nokoná o nasotagalat’té por los toba; como hawek jwés (de uñas) o chajchás ( de cascabeles), por los matacos de la rzona del ramal jujeño (Ledesma) . Se llama kahús y kahuís, en chorote y chulupí. Ver más en http://www.oni.escuelas.edu.ar/2002/jujuy/musicales/Idiofono.htm

Idiofonos- Guimbarda, (“trompa” o “trompe”), es el ideófono de punteado, en forma de marco, difundido universalmente, y bajo diversos nombres (entre otros “birimbau”, jew’s harp, trompa gallega, etc), que tuvo y tiene amplia difusión en nuestro territorio. Por caso Los Trovadores ampliaron su conocimiento, en la década del 70. Fue considerado típico del sur de Argentina y Chile. Se dice que  el vocablo es “mapudungun” (lengua mapu), aunque muy probablemente derivado de la palabra compuesta española "trompa gallega".El trompe es una variedad de "arpa de boca", en este caso un pequeño instrumento metálico (hierro ó acero) en forma de herradura con una lengüeta en el centro. El ejecutante coloca la parte más estrecha en su boca que sirve de caja de resonancia y con un dedo pulsa la lengüeta produciendo sonidos monocordes.Los distintos sonidos se consiguen: cerrando la boca, abriendo la boca, inspirando y expirando. Mas datos en http://trompe.webs.com/

El libro del Carlos Vega precisa que aunque originariamente importado de Europa, fue adoptado en realidad por todos los grupos indígenas del ámbito chaquenses, ya sea de la familia lingüística guaycurú (toba o pilagá) , como de la mataco (mataco o wichí, chorote, nivaklé) , atribuyéndole cierto poder de atracción sobre el sexo opuesto.

 

 



« Volver

 

CopyRight 2018 Academia de Folklore de la República Argentina | Todos los derechos reservados
Cap.Fed. Argentina 
Powered by Sistemas On Line