Opciones
PrincipalIndexPrimer Simposio Nacional de la Danza FolklóricaSegundo Simposio Nacional de la Danza FolklóricaEnlacesQuienes somosMesa DirectivaAporte TeóricosArtículos PrestadosArmando PoesíasAves del PaísArtesaníaArtesanos de la VidaBreves HomenajesBoletín MensualCarnavalesCanal de You TubeCiclosColaboracionesComidasContando CancionesCONGRESOS NACIONALESCorreo de lectoresCumpleañosDanzas TradicionalesDebatesDevociones PopularesDiscosENCUENTROS NAC/ REGIONALESEscritoresEstudiosFestivalesFolklore de LatinoamericaFolklore LaboralFolklore LiterarioFolkloristasGastronomíaHomenajesHistoriaHistoria del CantoHumorInvestigaciónInstrumentos MusicalesJoyitas de RecuerdoLiteraturaLibrosLeyendasLiteratura FolklóricaMultimediaMedicina PopularMúsicaNovedadesNoticiasNuestros MaestrosObras IntegralesPartidasPelículasPinturaPonenciasPoetas de la TierraReflexionesRecuerdosPosicionamientosRegionalismosRegionalesReligiosidadTercer Certamen de CancionesDelegacionesVidas ParalelasContáctenos

Suscribase a nuestra gacetilla electrónica
Nombre:
e-Mail:

 

2013 Mayo
2013 Mayo
Como apreciamos en números anteriores, las devociones “argentinas y americanas” que don Felix Coluccio presenta en un interesantísimo libro, para él son...
 
Devociones Populares


    Como apreciamos en números anteriores, las devociones “argentinas y americanas” que don Felix Coluccio presenta en un interesantísimo libro, para él son “lo que se presenta como superstición es una autentica manifestación religiosa de las clases bajas, la proyección de esquemas lógicos diferentes  a los occidentales, problema ya conocido por los cristianos que propugnan la adaptación del culto romano a los valores culturales de cada país.”Una expresión que ya evidenciamos como concepción centrista en la cual se formaban los investigadores , aunque apreciaran que sus esquemas debían trabajar mas sobre la realidad… Clases bajas como dueñas de culturas “especiales”, descriptas como supersticiones,  si no cuadran con el culto romano,  pero que reconocen como esquemas lógicos diferentes . Los artistas fueron en general menos complicados para su tratamiento.
   

Hoy revisamos  a La telesita


    Cuenta la tradición, según Don Felix Coluccio que Telésfora Castillo a quien llamaban “Telesita” había nacido en Tolojona, en la  costa del Salado de Santiago del Estero.  “era de extraordinaria belleza y ambulaba constantemente por el interior de los bosques, frecuentando algunos boliches donde cantaba y bailaba, habiendo quien asegura haberla visto en la misma ciudad de Santiago del estero. Los paisanos se acostumbraron pronto a la Telesita a quien querían por su bondad y sencillez”
    Esa misma tradición oral cuenta que un dia apraeció quemada en un rancho, aunque hay quien afirma “haberla hallado muerta en una acequia a tres leguas de la Ciudad de Santiago del Estero”. Despues de esa muerte, resulto estar mas cerca de los campesinos que antes de ella. Pues se le han atribuído milagros, sorprendentes. Los campesinos se encomendaban (“y aun lo hacen” dice don Felix) ofreciéndole un baile con bombo y violín, asegurando que así , cuando se producía una perfdida de un vacuno o se robaba alguna prenda de valor, “se hallaban indefectiblemente después de ofrecerle un baile en el que  abundase el aguardiente hervido con poleo”. ( Sigue... )

    Esas reuniones que se hacen en su homenaje se llaman, naturalmente “telesiadas”, y se hacen en la csa del que ofrece el baile ( y que motiva el ruego) ¨se prepara un muñeco de treapo, colocándoselo sobre una mesa o similar,  para representar el cuerpo de la Telesita. Algunas velas  a su alrededor, encendidas antes de empezar el baile, que lo comienzan el promesante y su mujer, bailando siete chacareras seguidas. Entre una y otra ambos  beben una copa de caña o aguardiente. Ya comeoiza entonces la generalización del baile (con caja, violin, bombo y guitarra) y de la circulación de bebida, mas que abundante…
    Aunque zambas y sobretodo chacareras abundan, se escuchan también las “coplas al angelito”. “La fiesta termina a la madrugada, hora en que la imagen de la telesita es quemada ritualmente, para rememorar el triste fin que en vida tuvo la Telesfora”
    Don Felix rescata los puntos en contacto de esta devoción popular, por la posibilidad de culto y ofrendas para rescatar lo perdido, con otras como El negrito del Pastoreo, el Alma del Quemadito y la Difunta Correa de la Argentina o el Sacy Perere en Brasil o el Señiles de Panamá.

    En la red se sintetiza a su modo la historia: La sintetizamos :
Uno de los primeros registros escritos de su “legendaria”  tragedia es del 8 de enero de 1907, en el diario El Liberal de Santiago del Estero, publicó un artículo dedicado a La Telesita. Diversas versiones han sido investigadas. Una de las más detalladas es la que sostiene que se trató de Teresita del Barco o Telésfora Santillán, una joven de buena posición económica que vivió en la segunda mitad del siglo XIX en Santiago del Estero. Hija del estanciero Pedro del Barco y María Rosa Gómez, la joven vivió durante su infancia en la estancia "La Aurora", sobre la ladera de las sierras de Guasayán. Físicamente, se trataba de una niña de gran belleza, de cabello negro y ojos azules. Cuando la joven fue casadera, la familia se trasladó a la ciudad de Santiago del Estero, pero allí son alcanzados por una epidemia de cólera, que produjo la muerte de sus padres. Poco después la Telesita se casó con un joven estanciero, llamado Eumelio Ahumada, que también moriría como consecuencia de las heridas recibidas en un duelo a cuchillo, defendiendo el honor de su esposa. Afectada por la tragedia, la joven decidió instalarse en una humilde choza de La Banda, paraje cercano a la ciudad de Santiago del Estero, al otro lado del Río Dulce. Allí se dedicó a cuidar a los necesitados y curar a los enfermos ganando fama como curandera.
    Esta versión apunta ciertos datos interesantes de analizar: es rica pero perseguida por desgracias sucesivas. La muerte de sus padres y luego de su marido, igualmente rico la deja desposeída. Es bella, pero esto en realidad le costo la vida a su esposo para defender su honor… Estas tragedias, en definitiva  son sublimadas hacia la curación, que es ademas popular no “escolástica”. Esto pavimenta su valor de pobre y oferente de milagros a los pobres.
    En otra versión, la Telesita era una joven campesina, muy pobre e "inocente", refiriéndose con esta última palabra a un retraso mental, que se hacía presente en las fiestas y disfrutaba del baile.
    La folkloróloga Berta Vidal de Battini recopiló versiones orales de la vida legendaria de la Telesita, difundidas a su vez por Perla Montiveros de Mollo. La siguiente es la transcripción textual de una de ellas: ( Sigue... )

    La Telesita había sido hija única de padres muy ricos. Murieron los dos y como la niña era inocente, ella empezó a dar todo, todo lo que tenía. Las prendas de oro, de plata, la hacienda que ella tenía de la que buscaran, todo se le fue. Y empezó a cantar y bailar. Por ahí le entró. No quedó bien de la cabeza cuando murieron los padres y se fue al monte. A veces llegaba a las casas y le daban de comer. La Telesita era como adivina. Cuando decían en tal parte va a haber un baile, ella ya lo sabía y allá se iba. En las trincheras, como llaman en los pagos lo que rodea el patio para las fiestas, ahí en esa basura que se amontonaba, ahí amanecía la Telesita. Todo el mundo le tenía lástima. Cuando terminaba el baile ya salía cantando esa chacarera que cantaba. Y siempre estaba en los montes. Murió quemada, ardida. Se arrimó a un tronco que había estado quemando porque le hacía frío. Se acostó allí y el fuego siguió marchando y se quemó todo. La recogió una señora que era vecina de nosotros, Doña Fernanda Escobar, que ya era vieja. Ella la llevó a su monumento y la sepultó. Y empezó a hacerle las promesas. Una vez había tenido un chancho para carnear y una noche se lo roban del corral. Ella dice:
- No, mi chancho va a salir. Telesita, te ofrezco un baile. Voy a tomar siete copas de caña y voy a cantar siete chacareras si me lo haces aparecer(...)
Es un alma muy milagrosa. Todos en Santiago le hacen promesas.5
    Todas las versiones coinciden en que la Telesita murió quemada, pero las circunstancias y la forma varían considerablemente. Uno de los relatos más difundidos sostiene que murió como consecuencia de haberse dormido muy cerca del fuego tratando de protegerse del frío. Otra de las versiones relata que se quemó durante un baile, cuando su ropa se incendió al tomar contacto con el fuego.4 Finalmente también existe la versión de que la Telesita habría sido alcanzada por un rayo que la prendió fuego y que al buscar refugio en su rancho, también produjo el incendio del mismo.
   
Todas las versiones le atribuyen a la Telesita una gran belleza y bondad, y una gran pasión por el baile.

   
De alli que se le haga un rezabaile, como describe don Ricardo Rojas en su libro El país de la selva (1907), sobre Santiago del Estero, describe una telesiada del siguiente modo:

( Sigue... )
   
    No siendo carnaval, ni reyes, ni noche buena, ni otra alguna de las ocasiones clásicas, pregunté el motivo de la fiesta. - Es una promesa a la Telesita. - me bisbisó un paisano cuyo bigote en garfio adornaba las ondas comisuras de su boca sensual. Averigüé quién era la Telesita, y él respondióme con laconismo reacio: - Ánima milagrosa... Como en ese instante se acercaba el ladino de la casa, él abundó en explicaciones. - Si usted quiere ganar una carrera, o sanar un enfermo, o encontrar una cosa que se le pierda... vamos: algo que usted desea le hace una promesa a la Santa. - ¿Promesa de qué? - De ponerle un baile...
    Aduciendo sentir lástima infinita por la infeliz, que lleva la mirada extraviada, que durmiendo a veces a la vera de los caminos, y a quien algún paisano piadoso le presta un catre donde descansar fatigosas jornadas y un lienzo, para tapar su magro cuerpo lacerado, los santiagueños supersticiosos hacen en su honor bailantas. Además de sentir penas por la desgraciada, creen que es muy milagrosa, que para conseguir sus favores debe bailarse en su nombre, porque a ella eso le gusta mucho. Quienes conocen su historia dicen que en vida era afecta a los bailes y a “tomar” (beber bebidas alcohólicas). Siempre andaba descalza, hasta que un día murió quemada en un incendio del monte.Chupan (beben), bailan y cantan. Primero lo hace el promesante, que debe tomar siete copas por ella. Luego baila siete chacareras descalzo, y sigue chupando entre danza y danza, hasta que se consumen las siete velas encendidas en un tosco altar dentro del rancho. Recién entonces, comienza la algarabía general, entregándose todos a la descontrolada bacanal de alcohol, asado y empanadas, bailando ya gatos, escondidos, malambos, zambas y chacareras, en medio del estruendo y humo de los cohetes. La música se ejecuta con guitarra, bombo y bandoneón.
    La devocion popular se vio reflejada en las canciones de raíz folklórica que han mantenido y popularizado esta visión, en esa “simbiosis” muy particular donde muchas veces se retroalimentas artistas y pueblo:

Vea estos enlaces:


Del chivo Valladares por el Chango:

http://www.youtube.com/watch?v=5uRNWrEqdu4


De A. Chazarreta por el Quinteto Tiempo:

http://www.youtube.com/watch?v=mxKIGlYQ6Ts

Y toda la famila Carabajal

http://www.youtube.com/watch?v=FgBfqcf5ehs

Digo la telesita de y por Peteco Carabajal:
http://www.youtube.com/watch?v=WWf-vZyUlXE

Y por Bruno Arias con Juan Saavedra bailando





« Volver

 

CopyRight 2018 Academia de Folklore de la República Argentina | Todos los derechos reservados
Cap.Fed. Argentina 
Powered by Sistemas On Line