Opciones
PrincipalIndexPrimer Simposio Nacional de la Danza FolklóricaSegundo Simposio Nacional de la Danza FolklóricaEnlacesQuienes somosMesa DirectivaAporte TeóricosArtículos PrestadosArmando PoesíasAves del PaísArtesaníaArtesanos de la VidaBreves HomenajesBoletín MensualCarnavalesCanal de You TubeCiclosColaboracionesComidasContando CancionesCONGRESOS NACIONALESCorreo de lectoresCumpleañosDanzas TradicionalesDebatesDevociones PopularesDiscosENCUENTROS NAC/ REGIONALESEscritoresEstudiosFestivalesFolklore de LatinoamericaFolklore LaboralFolklore LiterarioFolkloristasGastronomíaHomenajesHistoriaHistoria del CantoHumorInvestigaciónInstrumentos MusicalesJoyitas de RecuerdoLiteraturaLibrosLeyendasLiteratura FolklóricaMultimediaMedicina PopularMúsicaNovedadesNoticiasNuestros MaestrosObras IntegralesPartidasPelículasPinturaPonenciasPoetas de la TierraReflexionesRecuerdosPosicionamientosRegionalismosRegionalesReligiosidadTercer Certamen de CancionesDelegacionesVidas ParalelasContáctenos

Suscribase a nuestra gacetilla electrónica
Nombre:
e-Mail:

 

2013 Junio
2013 Junio
Dos películas atañen a los amigos de este Pregon: la de Rolando Goldman, un miembro prominente y charanguista excepcional, además de conductor de nuestro porgrama en FM la Folklorica, todos los viernes de 14 a 15. Eligió para su creación la política y particularmente la realidad documental del anarquismo. Su tipología ...
 

Dos películas atañen a los amigos de este Pregon: la de Rolando Goldman, un miembro prominente y charanguista excepcional, además de conductor de nuestro programa en FM la Folklorica, todos los viernes de 14 a 15. Eligió para su creación la política y particularmente la realidad documental del anarquismo. Su tipología la hace interesante, y de allí  que deseamos reproducir las crónicas:

Con "Simón, hijo del pueblo", la historia libertaria se hace película

El historiador Osvaldo Bayer, protagonista e inspirador de “Simón, hijo del pueblo”, documental de Rolando Goldman y Julián Troksberg, acerca del anarquista que mató al represor Ramón L. Falcón, consideró que la película implica “ un triunfo de la ética”. El filme urdido por la dupla Goldman-Troksberg recrea la memoria histórica en torno a Simón Radowitzky, un joven de 18 años, que el 14 de noviembre de 1909 decidió vengarse de Falcón quien había ordenado, el 1 de mayo de ese año, una salvaje represión contra un acto anarquista que dejó ocho muertos y más de 40 heridos.
(sigue...)

“Los anarquistas tenían una ley no escrita que decía que si no había justicia, tenían el derecho a hacer justicia por mano propia. Y Radowitzky esperó a Falcón a la salida del Cementerio de la Recoleta y le arrojó una bomba en el carruaje porque para los anarquistas la bomba era la explosión de la ira y de la rabia del pueblo contra las injusticias”, apuntó Bayer.

El autor de “La Patagonia Rebelde”, calificó a Radowitzky de “héroe desconocido que se la jugó a los 18 años y al que no mataron de casualidad porque se le quiso aplicar la pena de muerte, pero un documento traído de Rusia pudo probar que era menor de edad y así salvó su vida aunque debió pasar 21 terribles años de prisión perpetua en la cárcel de Ushuaia”.


“Nos interesó la historia de Simón porque si bien su gesto valeroso fue individual, fue representativo y expresión de una parte importante de la sociedad de su época, no era alguien aislado”, resaltó el charanguista Goldman, anfitrión de la función casera.

El notable músico evocó en charla con Télam que la idea de la película la disparó “ir al Museo Marítimo en la prisión de Ushuaia y en la visita guiada se habla de la historia de la cárcel y de sus presos ilustres, pero el eje del discurso sobre el lugar está puesto en un ser siniestro y asesino de niños como El Petiso Orejudo, que termina apareciendo como alguien simpático”.

Goldman agregó que “entonces el director del museo tuvo la mala idea de preguntarme qué me había parecido la visita y le propuse que se empezara a hacer eje en la figura de Simón que puede ser controvertida pero es mucho más rica que la de un asesino de chicos”.
Para ver.


 “Mercedes Sosa, la voz de Latinoamérica”

Varios artículos han hablado de esta película. Citamos frase de a caso cuatro de ellos:
Ricardo Salton , en Ambito financiero dijo:
“Mercedes Sosa merecía su película, y llegó dos años y medio después de su muerte, de la mano de su único hijo Fabián Matus.

Conocida en su faceta de cantante y de ciudadana comprometida en causas políticas y sociales, públicamente se sabe mucho menos respecto de sus cuestiones más íntimas. En ese sentido, este documental que es el debut como director de Rodrigo H. Vila, hasta ahora dedicado fundamentalmente a la producción, será sin dudas una experiencia muy valiosa, especialmente para los que admiraban a "la Negra" tucumana.

El film tiene un formato de documental clásico. Se suceden las imágenes de archivo y los testimonios de amigos, músicos y parientes que fueron importantes en la carrera de la artista.

Los materiales seleccionados son abundantes y, en varios casos muy raros aun para los conocedores profundos de la historia de la cantante. Hay montones de registros sonoros. También son muchas las personas que aportaron su palabra: Charly García, Fito Páez, David Byrne, los hermanos y nietos de Mercedes, amigos que la albergaron en su exilio francés, viejas amigas de Tucumán y Mendoza, Pablo Milanés, Chico Buarque, Julio Bocca, Abel Pintos, René Pérez, Teresa Parodi, Víctor Heredia, León Gieco, Isabel Parra, etcétera. Claro que podría haber más, y hasta podrían reclamarse algunas ausencias, pero viendo el armado final puede decirse que, los que están, dan buena cuenta de los aspectos más humanos de la artista homenajeada. (sigue...)

El relato de la película está a cargo de la propia cantante y de su hijo Fabián. Se van repartiendo esa posta de contarnos una vida llena de vicisitudes personales, de experiencias dolorosas y emotivas, de exilios y retornos, de pobreza y gloria, de pérdidas y logros. Las palabras de Matus y de Mercedes, intercaladas con imágenes de archivo, van hilvanando así una historia en la que no hay manera de escapar a la emoción.

El recuerdo de los dos hermanos, el llanto espontáneo de Pintos, la alegría de Fito Páez, el recuerdo cariñoso de Charly y tantos otros, son momentos de la película que golpean en lo más profundo del espectador pero que, inteligentemente, no llegan jamás al golpe bajo


Clarín, por su parte con  Diego Jemio entrevistó a Fabián Matus y al director Rodrigo Vila en el living de la que era su casa, y dice :
Mercedes Sosa en el Teatro Colón a principios de los ‘70. Mercedes Sosa en Mendoza, gestando el Movimiento del Nuevo Cancionero. Mercedes Sosa amenazada por la Triple A y luego tomando el amargo trago del exilio. Los encuentros con Yupanqui y Piazzolla en París. Los recitales en el Opera luego del destierro. Sus hermanos en Tucumán, los grandes referentes de la música latinoamericana hablando del legado y los amigos. Su hijo entrevistándolos y buceando en una carrera de más de 50 años.
Todo eso tiene Mercedes Sosa, la voz de Latinoamérica, el documental sobre la cantante tucumana que se estrena hoy. Dirigido por Rodrigo H. Vila (Cantora) y con idea del hijo y productor de Mercedes, Fabián Matus, la película tiene un monumental trabajo de archivo, recopilado a lo largo de tres años de trabajo.
Vila: Hacer una película es como un viaje. Como en toda travesía, vos armás una guía y después vas cambiando el rumbo. Mientras la investigación avanzaba, fuimos tomando otros caminos. Encontramos testimonios, cartas, fotos y otros materiales de archivo muy valiosos en distintos países. Entonces, decidimos que fuera una película contada por Mercedes desde su propia óptica. Es una historia en primera persona, un homenaje a una persona increíble, con todo lo que le tocó vivir. En esas palabras, aparecen el contenido político y social al que hacés referencia.
Matus: Esa primera idea implicaba hacer un documental relatado por terceras personas. Al encontrar audios valiosísimos de la mamá, pensamos: ¿para qué vamos a usar a otros, si ella misma cuenta su historia? Fuimos abandonando el guión original para dejar que la película tuviera su propio recorrido, a través de su voz. Los entrevistados son personas que conocieron mucho a Mercedes. El que la conoció sabe que con ella se mezclaban todos los temas; podía hablar en una revista política o en una del corazón. Quizás el exilio fue lo que transformó a la Mercedes más política en una Mercedes humanista, que pensaba en los grandes temas como la amistad, el amor, el respeto y los derechos de los niños.

Perfil dijo


Sinopsis
Un Road Movie a través de todo un continente. Un hijo en busca del legado de su madre. Artistas Revolucionarios cuentan por primera vez la influencia clave de una artista que trascendió las fronteras de la música para transformarse en uno de los personajes más influyente de América Latina. Un documental de creación con gran impacto visual y musical. El legado de Mercedes Sosa en un film único e irrepetible.

Pagina 12 dijo ( 7/6/13)


El alarido ancestral del subconsciente


Sobre una idea de Fabián Matus, hijo y
Ella canta y todos quedan impávidos. Inmóviles. Ella habla, y cuenta que una vez su madre le tocó el hombro sin estar, como si quisiera darle el último adiós, mientras ella cantaba la frase indicada. “Estaba sola yo, y sentí que atrás había alguien... y me doy la vuelta, así, y no había nadie. Y bueno, al otro día me cuentan que mi mamá había caído en un coma”, dice ella. La versión de “Vidala de la soledad” que sigue a la secuencia no sólo explica el momento, sino que lo doblega mediante una profundidad emocional difícil de alcanzar, a menos que se trate de ella, claro... de Mercedes Sosa. La toma inicial del documental La voz de Latinoamérica hubiese bastado en sí misma para que aquel registro, aquel poder, aquel peso caiga con toda su especificidad, de una vez y en un puñado de eternos minutos, pero el logro de sus hacedores (Fabián Matus, su hijo, y Rodrigo Vila, director) fue sostener tal tensión, reproducirla durante casi dos horas, a través de pasajes de similar magnitud. Similar, pero no igual, porque en esa vidala inmune al paso del tiempo se trasluce ideal lo que Vila y Matus no quisieron soslayar: la soledad, la fragilidad, el dolor, lo vulnerable de Mercedes, su difícil vida, porque el devenir va y vuelve en torno a tal momento. Lo recuerda. Lo estructura. Lo retorna en su eje. Lo resignifica a través de su canto, sus pensamientos, sus recuerdos. Lo traduce en una sensación que su amigo y psiquiatra, Juan David Nasio, traduce como “el alarido ancestral del subconsciente”.
En tras palabras… para no perderla


« Volver

 

CopyRight 2018 Academia de Folklore de la República Argentina | Todos los derechos reservados
Cap.Fed. Argentina 
Powered by Sistemas On Line