Opciones
PrincipalIndexPrimer Simposio Nacional de la Danza FolklóricaSegundo Simposio Nacional de la Danza FolklóricaEnlacesQuienes somosMesa DirectivaAporte TeóricosArtículos PrestadosArmando PoesíasAves del PaísArtesaníaArtesanos de la VidaBreves HomenajesBoletín MensualCarnavalesCanal de You TubeCiclosColaboracionesComidasContando CancionesCONGRESOS NACIONALESCorreo de lectoresCumpleañosDanzas TradicionalesDebatesDevociones PopularesDiscosENCUENTROS NAC/ REGIONALESEscritoresEstudiosFestivalesFolklore de LatinoamericaFolklore LaboralFolklore LiterarioFolkloristasGastronomíaHomenajesHistoriaHistoria del CantoHumorInvestigaciónInstrumentos MusicalesJoyitas de RecuerdoLiteraturaLibrosLeyendasLiteratura FolklóricaMultimediaMedicina PopularMúsicaNovedadesNoticiasNuestros MaestrosObras IntegralesPartidasPelículasPinturaPonenciasPoetas de la TierraReflexionesRecuerdosPosicionamientosRegionalismosRegionalesReligiosidadTercer Certamen de CancionesDelegacionesVidas ParalelasContáctenos

Suscribase a nuestra gacetilla electrónica
Nombre:
e-Mail:

 

2013 Octubre
Si en los números precedentes el “Pregón Criollo” trajo las poesías originales del inicio del castellano, hoy seguimos con la época virreinal, pero para acercarnos al reflejo, en este caso anónimo, del impacto de las invasiones inglesas en el ánimo popular. Noes casualidad que haya trazas militantes en la poesía argentina, ya sea popular o ilustrada. Y tal vez es menos inexplicable que este editor, que la estudió en la canción folklórica, la “rescate” en esta serie de ...
 
Si en los números precedentes el “Pregón Criollo” trajo las poesías originales del inicio del castellano, hoy seguimos con la época virreinal, pero para acercarnos al reflejo, en este caso anónimo, del impacto de las invasiones inglesas en el ánimo popular. Noes casualidad que haya trazas militantes en la poesía argentina, ya sea popular o ilustrada. Y tal vez es menos inexplicable que este editor, que la estudió en la canción folklórica, la “rescate” en esta serie de análisis y registros. En este caso entonces traemos parte del Poemario de las Invasiones Ingleses


Una Octava a la Reconquista de Buenos Aires

Una observación rápida de esta octava,  señala como esencial la incredulidad ante el éxito. Aun se pregunta a sí mismo el anónimo protagonista (un implícito “pueblo” no identificado por posición social, aunque si por dignidad) si se ganó contra la fuerza más grande del mundo. Y todo pese a haberlo visto, y de haber vivido y constatado un “miedo servil” que diferenció a traidores de leales. Miedo que solo parece adjudicarse a los viles marqueses,  que generan una promesa de cambio “no siempre ha de haber”, aunque aún no se mencione al sujeto protagonista del cambio. Y que es lo que se traiciona ¿ ni al rey, ni al suelo, ni a la  memoria de los padres, sino el “permitir traficar, a los ingleses. En este último verso denuncia y retrata, los ejes de la revolución en ciernes.

¿Se ganó a Buenos Aires?... Se ganó
Yo no sé si lo crea… Y lo ví.
¿Lo piensan los traidores? …Ay de mí
¿Se alegran los leales? … Por qué no.
¿Y aquél miedo servil?...Ya se acabó.
¿Y en adelante?...Ya no será así.
Pues no siempre ha de haber viles marqueses
Que permitan traficar a los ingleses.


INGREDIENTES para sacar la Quintaesencia del Marqués
De Sobremonte
Una receta es la ironía popular en esta décima. No es un genero menor.
 

Un quintal de hipocresía
Veintidós de fanfarrón
Y cincuenta de ladrón
Con quince de fantasía
Dos mil de collonería
Mezclarás bien y después
En un gran caldero inglés
Con gallinas y capones
Extractarás los blasones
Del más indigno marqués


Las Decimas

Tomamos ahora uno de los registros de la época virreinal para ello: en “Actualidad expresiva de la décima. Décimas con fundamento” extraido de www.ferlabo.com.ar, la  Dra. Olga Fernández Latour de Botas expresa que
“Una de las expresiones de más floreciente vigencia en la tradición del área de cultura gaucha es, sin duda, el cultivo de la décima. La “redondilla de diez versos” acuñada hacia 1591 por el poeta, dramaturgo y religioso rondeño Vicente Espinel, llegó a América y se expandió con sorprendente facilidad y general aceptación por todos los pueblos alcanzados por la cultura hispánica, hasta tal punto que muchas de las especies musicales más típicas de cada uno de dichos grupos culturales construyen sus estructuras melódicas para cantar con décimas.
En el área del gaucho, jinete ganadero de las pampas y de las lomadas, la décima se canta con estilos, con yaravíes, con tristes, con cifras, con milongas camperas, adopta la tonada cuyana en la zona de hibridación pampeano-mendocina y hasta aparece en no pocas milongas urbanas y tangos cuyas formas poéticas recogen su predilecta tradición.Manifestaciones de la más candente actualidad, como lo son los festivales tradicionalistas del canto, la danza y las destrezas criollas la han mostrado a todo el país en su más evidente estado de vigencia, especialmente en ocasión del Festival de Doma y Folklore de Jesús María, Córdoba, donde hábiles improvisadores la recrearon cada noche innumerables veces para glosar las diferentes actuaciones de los jinetes que se presentaron a competir con valor y solvencia”.
En esta décima concreta, ejemplo de tantas dedicadas a la huida del Marqués de Sobremonte,  se transmite una receta, que es como decir la gestión oral de una cultura. La comida expresa para quien bien sepa analizar, quienes somos, que materiales tenemos a disposición  y cómo se genera con ello  un algo nuevo y particular. Eso es Sobremonte, para el portador de esta décima: conjunto de  hipocresías, fanfarron, ladrón fantasioso y collón. Y el instrumento para armar este “indigno marques” (lo que por contrario parece rescatar que algún marques digno aún se valora posible), se realiza con otras gallinas y capones (de paso, ingredientes muy de uso en la épòca en la cocina popular), pero todo llevado a cabo en “un caldero inglés”. Los ingredientes se reiteran en la próxima décima:


A LAS CAPITULACIONES
Que presenció Don José Ignacio Quintana

Décima

No en la capitulación
Supieron lo que se hacían
Porque ésta la disponían
Tres gallinas y un capón
Ya de Quintana el blasón
Es preciso aquí acabar
Y le deben preguntar
Para que se satisfaga:
¿el que de miedo se caga
Dónde lo hemos de enterrar?


CONTRA LOS TIMIDOS Y ADULONES de los ingleses

Mas si en las décimas precedentes se tocaban los blasones, en esta ya no solo se adjudica a la “nobleza” innoble o indigna de blasones que no mantuvieron ante la invasión, de miedo y cobardía: comerciantes, hacendados, milicias, frailes togados… todos se unieron a esa rendición masiva. Esta traza será retomada por Juan Carlos Gene en “El Inglés”, con Pepe soriano y el Cuarteto Vocal Zupay, con una resignificación histórica muy particularmente concentrada a la realidad del momento, tanto  en el 1974, como luego de las invasiones de Malvinas, en 1984.

En Buenos Aires entró
Sin hallar oposición
El inglés con un cañón
Que en el camino encontró.
Luego que lo disparó,
Comerciantes, hacendados,
Milicias, frailes, togados
Desde el cayado al bastón
Al estruendo del cañón
Todos quedan espantados.

UN PATRIOTA A SUS PAISANOS PARA QUE SACUDAN EL YUGO DE LOS INGLESES
(nota análogo interlineado con RR)

En estas coplas (en general octosilábicas) con inserción del pie quebrado (versos de menor longitud, en este caso No de cuatro silabas, sino en general que sumaran entre las tres el octosílabo que se usa como coda de la copla.) Algo parecido hemos hecho el editor de este “Pregon Criollo”  con Rafael Rumich en “Versos Con-juntos” donde “interlineamos poemas suyos con intentos mios, para lograr  tres posibles combinaciones (cada una de las escrituras por separado y la “interlineada”, conjunta, que da una lectura diversa a ambas).
    Claramente la redacción es realizada en medio del período de dominación, pues no es evaluación sino propuesta de acción: Valor y tomar venganza…
Que la “poesía militante,” en definitiva, no nació con la década del 70 en el siglo XX…


Quien quiera buscar desquite
                Quite
Si aspira a tener remedio
                Del medio
Y lo mueve su interés
                Al inglés

¿posible a esta ciudad es
Que no haya algún compatriota
Que de una manera u otra
Quite del medio al inglés?
        _____

Cuando os miro tan humanos
                ¡Americanos!
No desmembró el interés
                Que es
Causa que esté tan funesto
                Esto

Y mucho a estudiar me he puesto
Por si llego a perdonar
Mas no puedo adivinar
Americano que es esto

El cobarde Gefe huyó
                Ya no
Hay quien impida que obremos
                Tenemos
Pues a buscar con valor
                Honor
Repútese por traidor
A todo aquél que no siga
Este dictamen y diga:
ya no tenemos honor

        _____
Disputan sobre si hay
                No hay
En un caso tan factible
                Imposible
Y yo que es fácil comprendo
                Queriendo

Conciudadano entiendo
Que pensado con honor
Aun en un caso mayor
No hay imposible queriendo


Si en algunos no hay honor
                Valor
Hoy sobra para aspirar
                Y honrar
Sin usar puñal ni lanza
                Venganza
Hasta aquí llega mi esperanza
Si no me engaña la idea
Es, pues , amigos, ea:
Valor y tomar venganza

« Volver

 

CopyRight 2018 Academia de Folklore de la República Argentina | Todos los derechos reservados
Cap.Fed. Argentina 
Powered by Sistemas On Line