Opciones
PrincipalIndexEnlacesPrimer Simposio Nacional de la Danza FolklóricaQuienes somosAporte TeóricosMesa DirectivaArtículos PrestadosArmando PoesíasAves del PaísArtesaníaArtesanos de la VidaBreves HomenajesBoletín MensualCarnavalesCanal de You TubeCiclosColaboracionesComidasContando CancionesCONGRESOS NACIONALESCorreo de lectoresCumpleañosDanzas TradicionalesDebatesDevociones PopularesDiscosENCUENTROS NAC/ REGIONALESEscritoresEstudiosFestivalesFolklore de LatinoamericaFolklore LiterarioFolklore LaboralFolkloristasGastronomíaHomenajesHistoriaHistoria del CantoHumorInstrumentos MusicalesInvestigaciónJoyitas de RecuerdoLiteraturaLibrosLeyendasLiteratura FolklóricaMultimediaMedicina PopularMúsicaNovedadesNoticiasNuestros MaestrosObras IntegralesPartidasPelículasPinturaPonenciasPoetas de la TierraReflexionesRecuerdosPosicionamientosRegionalismosRegionalesReligiosidadTercer Certamen de CancionesDelegacionesVidas ParalelasContáctenos

Suscribase a nuestra gacetilla electrónica
Nombre:
e-Mail:

 

2014 Junio
¡El Folklore tiene su Academia Nacional!
 

¡El Folklore tiene su  Academia Nacional!

Información de Prensa

ACADEMIA NACIONAL DEL FOLKLORE

La Cámara de Senadores de la Nación sancionó con fuerza de Ley Nacional la incorporación de la Academia del Folklore de la República Argentina al Régimen de Academias Nacionales.
 
La Cámara de Senadores de la Nación aprobó por unanimidad, el Proyecto de Ley que incluye la Academia del Folklore de la República  Argentina al Régimen de Academias Nacionales que establece el Decreto-Ley nº 4362/55, ratificado por la Ley nº 14.467 y que ahora pasa a denominarse Academia Nacional del Folklore.
La Academia Nacional del Folklore fue constituida el 19 de septiembre de 2007 por un amplio y representativo grupo de personalidades de todas las regiones de nuestro país, con el fin de intensificar el estudio, el ejercicio y la difusión del Folklore en todas sus artes, ciencias, diversidades, riquezas y disciplinas: música, tradiciones, investigación, literatura, educación, artesanías, antropología, teatro, cine, narrativa, poesía, artes plásticas, gastronomía, mitos, leyendas, danza, historia, etc. El 22 de diciembre de 2008 fue reconocida como Persona Jurídica por la Inspección General de Justicia de la Nación.
Integran el Consejo Directivo de la Academia Nacional del Folklore: Presidente, Antonio Rodríguez Villar; Vicepresidente Primero: Juan Carlos Saravia, Vicepresidenta Segunda, Teresa Parodi; Secretaria Académica, Marián Farías Gómez; Tesorero,  Carlos Molinero; Vocales: Suna Rocha, Facundo Saravia, José Luis Castiñeira de Dios, Roberto Calvo, Guillermo Madero Marenco, Julián Althabe, Aldy Balestra, Juan Cruz Guillén; Comisión Fiscalizadora: Adelina Villanueva, Laura Albarracín y Rolando Goldman.
La Academia Nacional del Folklore vino a suplir, felizmente, una importante omisión en el estudio y desarrollo integral y sistematizado de un tema fundamental para la esencia e identidad de nuestra cultura nacional y fomentar así el estudio exhaustivo, promoción y progreso de nuestras ricas y muy variadas artes y disciplinas culturales folklóricas.
                      

La creación de la Academia Nacional del Folklore
Roberto Espinoza- La Gaceta de Tucumán

Está íntimamente ligado con la identidad porque nace de las entrañas del mismo pueblo. “La sabiduría folklórica no puede aprenderse sino tradicionalmente: de viva voz, ‘por boca’, por explicación oral, por imitación. El folklore es el arte del pueblo. El Folklore, así con mayúscula, es la ciencia que estudia ese arte popular”, afirmaba el escritor y antropólogo peruano José María Arguedas.
Ayer se recordó el Día del Folclorista. La fecha fue instituida en 2011 por la Ley Nº 26.665, en memoria del nacimiento de don Andrés Chazarreta (1876-1960), patriarca del Folclore. En coincidencia con la celebración, el Senado de la Nación sancionó por unanimidad la creación de la Academia Nacional del Folklore, cuya iniciativa había sido propuesta por la extinta diputada sanjuanina Margarita Ferrá de Bartol (FpV). De esta manera, la Academia de Folklore de la República Argentina (AFRA) se eleva a la jerarquía de nacional, como la del Tango, presidida por Horacio Ferrer, que fue creada en 1990, por Decreto 1.235 del Poder Ejecutivo Nacional, con el objetivo de que “dicho patrimonio artístico nacional debe ser recopilado, ordenado, estudiado y salvado definitivamente de toda posibilidad de pérdida o destrucción”.
Aunque la iniciativa debe ser aún promulgada por el Poder Ejecutivo Nacional, se trata, por cierto, de un gran acierto, en primer lugar porque nace de una ley y no de un decreto, y en segundo lugar, porque le permitirá a la Academia proyectar con mayor autoridad sus innumerables proyectos para divulgar nuestro quehacer nativo en todos los ámbitos. “Es fundamental reconstruir el árbol genealógico, que nos posibilite reafirmar y revalorizar nuestras raíces nacionales y latinoamericanas, y despertar sentido de pertenencia y amor hacia nuestra identidad”, dijo recientemente el compositor e intérprete Antonio Rodríguez Villar, presidente de la AFRA, y autor de la “Antología de la canción criolla”.
Una de las propuestas de la Academia que tal vez ahora, con su nuevo estatus, tenga mayores posibilidades de cristalizar, es la enseñanza del folclore en las escuelas, como un modo de afianzar la identidad y de fortalecer la cultura, de manera que las futuras generaciones tengan donde abrevar y aprendan a querer lo que nos constituye como pueblo. Sería importante que ello sucediera en Tucumán, donde no se enseña su historia, su cultura, en forma sistemática. Ello se refleja en el desconocimiento, en general, que tienen nuestros comprovincianos acerca de nuestro pasado. La enseñanza de aspectos del folclore, especialmente el baile, se mantiene en muchas escuelas rurales. Sería interesante que cada establecimiento tuviera, por ejemplo, conjuntos de danzas y musicales o que se enseñara a cocinar comidas criollas. Podrían organizarse luego certámenes interescolares y luego interprovinciales. No sólo se estimularía el aprendizaje de este saber folclórico, sino también se enseñaría a querer lo nuestro.
El hecho de contar con una Academia Nacional de Folklore no implica que todo el saber nativo deba guardarse en una bóveda para evitar su contaminación, sino que habría desparramarlo como semillas al viento para que prenda con fuerza en cada corazón argentino y crezca como algo vivo, en permanente movimiento. “Así es nuestro folclore, cuando le crece el silencio, la boca del pueblo lo sale a cantar”, solía decir la consagrada Mercedes Sosa.



Homenaje en el Senado




Entrevista con el Ministro de Ciencia y tecnología
 
Rodríguez Villar, Goldman, Barañao y Ceccatto durante la reunión.












El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Dr. Lino Barañao, recibió al presidente de la Academia Nacional de Folklore, Antonio Rodríguez Villar, quien le presentó las actividades de la institución y los proyectos futuros. La Academia fue elevada a la categoría Nacional por una ley del Congreso de la Nación durante el pasado junio y por eso depende, junto a las otras 21 Academias, de la cartera de Ciencia.
Rodríguez Villar estuvo acompañado del tesorero de la institución, Carlos Molinero y el reconocido charanguista Rolando Goldman. Además participó el secretario de Articulación Científico Tecnológica del Ministerio, Alejandro Ceccatto, en tanto responsable de la coordinación de las Academias Nacionales.
Durante el encuentro, Rodríguez Villar le presentó a Barañao los proyectos de creación del Instituto de Investigación del Folklore, la Casa del Folklore (futura sede de la Academia), así como también de un museo físico y uno virtual dedicado al estudio de la cultura nacional.
Datos en http://www.mincyt.gob.ar/noticias/baranao-recibio-a-integrantes-de-la-academia-nacional-del-folklore-10117

La Academia Nacional de Folklore en la reunión de dos ministros

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Dr. Lino Barañao, recibió a la titular del recientemente creado Ministerio de Cultura, Teresa Parodi. Los ministros evaluaron las acciones conjuntas que podrían llevar a cabo en donde la ciencia y las actividades culturales tengan puntos en común.

Los ministros evaluaron las acciones conjuntas que podrían llevar a cabo en donde la ciencia y las actividades culturales tengan puntos en común.
Barañao destacó la relación de la cartera de Ciencia con las Academias Nacionales de Tango, Folclore y Bellas Artes así como también el éxito de las dos ediciones del ciclo Música y Ciencia donde prestigiosos científicos compartieron escenario junto al pianista Horacio Lavandera. Durante la charla los ministros identificaron las posibilidades de articulación entre la divulgación científica y las políticas culturales nacionales y coincidieron en desarrollar actividades cuyos destinatarios no sea solamente el público en general sino también los artistas argentinos.
Por último Barañao y Parodi acordaron que el Ministerio de Ciencia apoye los programas de fomento del emprendedurismo del Ministerio de Cultura.
Participaron de la reunión, la jefa de Gabinete del área de Cultura, Verónica Fiorito, el secretario de Gestión Cultural, Sebastián Schonfeld y el asesor Ariel Hassan. Por el Ministerio de Ciencia estuvo junto al ministro Barañao, el secretario general del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología, Hugo De Vido.

« Volver

 

CopyRight 2018 Academia de Folklore de la República Argentina | Todos los derechos reservados
Cap.Fed. Argentina 
Powered by Sistemas On Line